¿Tienes dudas sobre el método Baby-Led Weaning?

publicado en: NUTRICION INFANTIL | 2

Ha llegado el día en el que empiezas una nueva etapa con tu bebé, ya no sólo se puede alimentar de leche materna o artificial, ya que a estas alturas, tu niñ@ necesita de otros nutrientes y también es buen momento para sentar las bases de una alimentación sana.

Si ya te has planteado empezar esta etapa con sólo alimentos sólidos, es decir, practicar Baby-Led Weanig (BLW) o destete dirigido por el bebé, te habrás hecho unas cuantas preguntas (lista medianamente extensa) en cuanto a cómo abordar el tema, tales como: 

¿Estará preparad@?

¿Es buen momento?

¿Es seguro?

¿Puedo ofrecer purés y comida sólida a la vez?

¿Estará bien nutrido?

¿Cómo dejará el comedor después de comer?

¿Qué alimentos puedo ofrecer?

Y un largo etcétera que te invade cuando piensas en ello.

A partir de aquí, puedes preguntar a mamás y papás que tienes a tu alrededor, haces lo que te aconsejan y te das cuenta de que tu hij@ es diferente y lo que estas probando no funciona del todo bien, ya sea porque aún no ha desarrollado las habilidades psicomotrices o tiene unas necesidades diferentes o tu tenías unas expectativas muy altas, etc.

Todo ello sumado a que probablemente no has tenido en cuenta los nutrientes que puede necesitar tu bebé.

Pues bien, esto es porque cada bebé es único y la situación familiar que le rodea también. 

¿Es así o no?

Si es verdad que tienes hoy en día multitud de guías que muestran por ejemplo la evolución de la capacidad y desarrollo motor oral de la mayoría de los niñ@s, pero ya te digo ahora mismo, que tienes que observar a tu bebé.

Para eso, he escrito este post resumido que te ayudará a resolver algunas de tus dudas:

¿Qué es Baby-Led Weaning?

Por si hay alguien despistado/a, el término Baby-Led Weaning (BLW) fue creado en 2003 por Gill Rapley, enfermera pediátrica y autora de varios libros sobre alimentación infantil, éste método es una manera de introducir la alimentación complementaria a la dieta de los bebés, donde es el propio bebé el que elige que comer y cuánto del plato que le ofrecen.

Es una forma de alimentar a los niñ@s mucho mas respetuosa, relajada y sin una estructura marcada, donde se ofrecen alimentos sólidos y fáciles de agarrar para que el bebé pueda alimentarse sin ayuda de una adulto.

¿Qué ventajas tiene este método sobre el tradicional con purés?

Se trata de aprovechar la curiosidad que recientemente van adquiriendo los bebés en esta etapa, donde poco a poco se van introduciendo los alimentos para presentarles la comida tal cual se prepara en cada familia, de esta manera, por imitación, ellos van aprendiendo los diferentes sabores y texturas en su estado original.

Otra ventaja, es que como no se les impone cantidades, ellos mismos regulan la cantidad que deben comer según las necesidades que tienen en ese momento, en otras palabras, agudizan la atención de las señales hambre/saciedad.

¿Estará preparad@? ¿Es buen momento?

Según las recomendaciones oficiales, a partir de los 6 meses (insisto, a partir), se podrían dar alimentos sólidos con vigilancia, pero debes fijarte que:

1.    Disminuye el reflejo de extrusión (es decir, que no expulsa alimentos que no sean líquidos cuando los tiene en la boca).

2.    Puede mover los alimentos de un lado a otro de la boca con la lengua.

3.    Puede morder y romper alimentos suaves.

4.    Puede sentarse en una trona sin apoyo.

5.    Puede sostener los alimentos con la mano.

6.    Muestra interés por la comida de los adultos.

¿Es seguro?

Su desarrollo psicomotor es secuencial, así evita la mayoría de los atragantamientos.

Según Gill Rapley, para que el método tenga éxito, tienes que tener en cuenta una serie de aspectos:

1.    Sienta al bebé en la trona con la espalda recta, dejando las manos y los brazos libres.

2.    Vigila en todo momento al bebé mientras come.

3.    Deja la comida a su alcance para que él mismo la coja, no debes introducir la comida en la boca.

4.    Ofrece la comida adecuada y si es posible, en forma de palito para que la pueda agarrar con facilidad.

5.    El bebé debe de estar descansado y tranquilo, no tengas prisa, déjalo que se concentre y se tome su tiempo.

6.     Mantén una buena higiene cuando manipulas los alimentos. 

Si sigues esta sencillas pautas, no tendrás gran problema en las comidas, piensa que su desarrollo psicomotor es de tipo secuencial, me refiero a que los bebés no son capaces de mover la comida hacia la garganta hasta después de desarrollar la habilidad de masticar, al igual que no dominan la masticación hasta que no aprenden a agarrar la comida y llevársela a la boca, en otras palabras, esta sucesión de acontecimientos de su desarrollo es lo que precisamente evita la mayoría de los atragantamientos, dejando esta manera de comer, comparada con la alimentación con purés, sin diferencias estadísticamente significativas en cuanto a la asfixia por alimentos.

¿Qué alimentos puedo ofrecer?

Al principio, los alimentos que debes ofrecer tienen que ser fáciles de desintegrar en la boca, fáciles de sostener y no resbaladizos ni demasiado duros ni demasiado pequeños para que no se atragante, por ejemplo, no puedes dar:

  • Redondos y pequeños: Aceitunas enteras, uvas enteras, arándanos enteros, cerezas enteras tomates cherry enteros.
  • Verduras y frutas crudas: Zanahoria cruda, manzana cruda, melocotón crudo.
  • Caramelos, chucherías, embutidos de carne procesada.
  • Galletas de arroz, frutos secos, frutas secas como las pasas, patatas fritas tipo churrería y cualquier alimento que no pueda ser triturado con la lengua, paladar o encías del bebé.
Patatas fritas con albóndigas de ternera (partidas por la mitad) con salsa casera de tomate, cebolla y zanahoria

¿Estará bien nutrido?

Puede presentar carencia de hierro, zinc y vitamina B12.

Esta es una de las primeras dudas que te pueden surgir, ya que la lógica te dice que tu bebé comerá más comida se la das tú en forma de puré, pero no se trata de que coma más o de que coma lo que tu piensas que debe de comer.

Si nos fijamos en el aporte calórico, los estudios muestran que los niños alimentados con alimentos sólidos se autoregulan y acaban consumiendo las calorías que necesitan, evitando que en un futuro desarrollen obesidad y otras patologías asociadas.

En cuanto a requerimientos nutricionales, tienes que tener en cuenta que puede presentar carencia de hierro, zinc y vitamina B12.

Recomendaciones
0,5-1 año
Lactancia materna (1L)Leche adaptada (1L)
Energia
Kcal/día
676-743760680
Zinc
(mg)
31,352,5-5,4
Hierro
(mg)
115-106-20
Calcio
(mg)
270290-340500-1400
Vitamina
D (mcg)
51,510-12
Vitamina B12
(mcg)
50,50,5-1
Proteinas
(g)
119-1018-30
Adaptado de:
Dalmau Serra J, Moreno Villares JM. Alimentación complementaria: puesta al día. Pediatr Integral. 2017; XXI: 47.e1-47.e4. ç

Dietary Reference Intakes (DRI) for Vitamin A, Vita- min K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vana- dium and Zinc. Washington DC: The National Aca- demy Press; 2001.

La razón es simple, como puedes ver en la tabla, tanto la leche materna como la mayoría de fórmulas de leche adaptada, son pobres en estos nutrientes.

Esto sumado a que lo que más le va a costar comer a tu bebé serán precisamente las carnes, que son justo donde encontramos más cantidad y de fácil disponibilidad de estas vitaminas y minerales.

Es por eso que, ya se empieza a hablar del método Bliss (Baby Led Introduction to Solids) , que no deja de ser un BLW modificado para evitar estas deficiencias, esto significa que el bebé se alimenta autónomamente con alimentos sólidos, pero los padres les ofrecen habitualmente alimentos seguros y ricos en estos nutrientes, como por ejemplo puedes ofrecer carne de ternera en forma de albóndiga, hamburguesas, en salsa boloñesa para los macarrones, si les das alimentos de origen vegetal, es recomendable que le des algo rico en vitamina C para que el hierro de estos alimentos, que es de menor disponibilidad que el hierro de origen animal se absorba mejor.

¿y si mezclo purés y BLW? ¿no le confundiré?

No, los bebés saben diferenciar texturas y se apañan bastante bien con ello, lo que si te aconsejo es que no le des las dos texturas mezcladas, me refiero a que si una comida le das puré pues puré y si es sólido, sólo sólido, en vez de darle por ejemplo cucharada de puré con tropezones grandes sólidos.

Yogurt con plátano triturado.

¿El método BLW se puede emplear para todos los niños?

Este método ha sido probado únicamente en niños a término, sanos y con un desarrollo normal, alimentados con leche materna y leche adaptada, por lo que solamente podría ser valorado en prematuros según edad gestacional corregida, es decir, que se instauraría el método más tarde que los bebés nacidos a término.

Por otra parte no se recomienda este método en niños con fallo de medro y patología neuromuscular asociada.

¿Cuál es mi opinión como madre nutricionista?

Creo que todas las maneras de introducir la alimentación a los bebés son válidas dependiendo de cada familia, en otras palabras, todos los métodos pueden ser compatibles entre ellos, ya sea el método tradicional (dar purés en las comidas), como el BLW, como BLISS, ya que eso dependerá de la organización familiar que se tenga, por ejemplo no se puede hacer un BLW estricto si el niñ@ come en una guardería o con los abuelos, o los padres no disponen de suficiente tiempo para las comidas, etc. pues se hará medio BLW o BLISS, medio tradicional y listo.

Además, todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, el método tradicional es para mi gusto, demasiado dirigido por los padres y no permite que el bebé atienda a las señales de saciedad impidiendo su autorregulación, generando así obesidad y sobrepeso en un futuro.

El método BLW y/o BLISS son métodos muy sucios, es verdad, además hay que tener paciencia y sobretodo confiar en tu bebé, aunque reconozco que al principio puede llegar a ser estresante, pero a la vez es muy gratificante que tus hijos coman en familia imitando al resto de familiares y compartiendo un buen momento en la mesa.

Ten en cuenta, sobretodo si eliges el método BLW o BLISS es porque llevas una dieta sana y equilibrada, ya que no estarías haciendo ningún favor a tu bebé si comes precocinados o con mucha sal, poca variedad,etc, en este caso, es mejor ofrecerle purés o quizás también, sería un buen momento para cambiar hábitos familiares.

Lo más importante, es que se acomode a la vida familiar de tu hogar, que lo que le ofrezcas sea sano y equilibrado y que sobretodo, tengas claro como lo vas a hacer y a partir de ahí, crear unas pautas y rutinas claras.

Bon appetit.

2 Respuestas

  1. zabegina_yana93

    Hola!, tengo una duda, se puede combinar este metodo con la papilla? lo que pasa es que mi bebe va a guarderia y ahi les dan papilla, yo quiero darle de acuerdo al blw, habra algun problema con que en la manana coma papilla y en la tarde como blw?

    • Marta Castillo

      Hola; en principio no debe de haber ningún problema, los bebé pueden gestionar muy bien las dos formas de alimentación, siempre que tengas en cuenta de no darle comida que se pueda atragantar, como alimentos duros o pequeños (frutos secos, aceitunas, uvas,…), ultraprocesados, con azúcares añadidos y teniendo presente que la textura de lo que le ofreces esté adaptada al desarrollo de tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.